jueves, marzo 22, 2018

XXXII

la manera en que cada uno de mis amigos
nombra el porro
(vela, churro, cuete, bate)
la manera en que sus manos
lentamente
se enredan
enredan la seda
el ruido que hace mi mujer
(que hacés)
cuando sorbés los fideos
de la sopa
esas cosas
los juguetes que nunca se quedan quietos
la mueca con que la gata
de repente dice basta
la mueca con que persigue
la mosca
que despegó de la sopa
la risa hasta que duelan
las muelas
y comer
otro pedazo de torta
los chinchulines cuando
quedan bien crujientes
la forma en que te miras
las manos, las uñas
cuando querés decirme
algo malo
o que crees malo
el rulo ese de tu pelo
que nunca se queda quieto
las cosas
las partículas
lo incesante
lo que no está sotenido
por ningún fondo
-porque no se puede decir
he aquí un fondo
sin que eso se vuelva un mantra
señalando siempre el mismo
imposible lugar-
los leitmotiv de mi abuelo
y su para él infinita novedad
las quejas, los tonos
de las toses de mi abuela
mi viejo cortando una madera
la forma en que me mirás
cuando te repito
cien veces
con variantes
la misma cosa
este momento
en el que ninguna de las dos
sabe
que estoy escribiendo esto

este caótico estarse quieto


martes, febrero 20, 2018

XXXI

Carcinoma
escamoso
infiltrante
semidiferenciado

en el hospital militar
me dieron el papel
me dieron una piedra

le saqué una foto
y lo mandé

no pude escribirlo
esta fue la primera
vez que lo escribo

y me fui caminando
a la marcha
al Obelisco
a la plaza llena

grité un montón
un montón

cuando volví a casa
hablé por teléfono

ella estaba bien,
él no entedía,
yo estaba eufórico
de multitudes

cuando corté
y me preguntó
no le dije

que iba a quedarme mirando
a mis abuelos morir,
replegado,
silencioso,
en movimiento.

lunes, febrero 19, 2018

XXX

Cuando me estoy quedando
dormido en los aviones
me tranquilizan
las estadísticas,
su eterna reescritura
la posibilidad
de nombrar el síntoma
la parte
la pieza
los hilos
las hebras
del tapiz innominable.

Me acuna
la placentera convicción
de no estar nunca acertando
siempre tarde
siempre antes
ser la cifra
el ítem
el porcentaje
que haga antiguo
el gráfico.

XXIX (Sisífo)

Mitología incansable
que lame la arena:
un pura imposibilidad
brillante en su rutina
de terca impaciencia:
ir en busca de lo que no.

La plena cicatriz del movimiento
mezcla levanta remueve

en su monótona
torpe repetición
no deja
una sola cosa quieta.

XXVIII

Un estarse yendo
de sal sobre los ojos

de espaldas ahora
a donde es más fácil
alzarnos, colgarnos
y reír

de espaldas
a la certeza
de lo tremendo,
de lo perfecto:

las molduras del agua
su mutable forma
la imposibilidad
de encontrar
algo quieto.

miércoles, septiembre 06, 2017

XXVII

con mi abuelo
conversamos en loop
hacemos música electrónica
con Pinola y su edad
el pago del abl
el hotel donde está
internada mi abuela
los viernes no se afeita
para que no se le piquen las muelas
y el partido de river
se nos hace un continuum
en todos los noticieros deportivos
un tiempo antes
me preparó
interminables galletas marineras
con queso y mermelada
(hasta que escondí todo)
ahora el perro nos muerde los pies
a través de la frazada
con intermitencia de partido de ping pong
y se extienden los goles
dos que son ya casi treinta
como una caricia
del olvido
apenas un degradé
acaso
en la herrumbre

martes, julio 11, 2017

XXVI

sacarse la ropa
y bailar
o acurrucarse
en conjeturas
en supuestos corporales
flexiones que no necesitan
decir nada
posturas agramaticales
fino mutismo posible
espasmos de la letra
absoluta dislexia
por fin
del cuerpo
en su tartamudeo
su seguro
firme
tartamudeo

acaso la única
verdadera
forma.

jueves, junio 15, 2017

XXV

vendrá el padecimiento
la hinchazón
la estrechez de la lengua
estar bajando
acurrucado en un sillón

sentir en el aire
los restos
la erosión
de los deshechos
que se acomodan
gentilmente
con violencia
sobre la pana
sobre el algodón
de las medias
sobre la marca bordada
de mi buzo con capucha

bajar como acunado
como un superhéroe
al que recién
se le murió la madre
y sonríe.


miércoles, abril 26, 2017

XXIV

en la liturgia lenta
del amordazamiento

el escándalo de nombrar
por fin

tras ardua tarea

la resaca del mar
los depósitos huecos
de nuestros actos
la desconocida herencia
la cantimplora del soldado
al costado de la trinchera

el soldado que
ágilmente
salta sobre un cuerpo
para volver a casa

las algas

-el rechinar de dientes
a la hora de la sopa-